TERMINEMOS UN AÑO DIFICIL SIN MENTIRAS NI HIPOCRESIA


En el día de los santos inocentes creímos que un comunicado firmado por el gremio preexistente, era una de las típicas bromas que se hacen todos los 28 de diciembre, ya que se solicitaba a las autoridades de la AFIP un aforo mínimo en las oficinas luego de hacer una fiesta que termino siendo una bomba virósica, mostrando su irresponsabilidad y falta de cuidado de los afiliados. No nos genera ninguna gracia ni su comunicado, ni su accionar, porque los afectados son compañeros y compañeras de trabajo y claramente quienes organizaron el evento son los responsables absolutos de la cantidad de contagios ocurridos.

Llama la atención que un gremio con 65 años de historia también se preocupe en el comunicado en fustigar a lo que llama “microemprendimientos disfrazados de representaciones gremiales”, hablando de su “oportunismo” y alegría “por algunos contagios que pudieron ocurrir en la fiesta de fin de año”, y de haber bancado “a viva voz al gobierno de la GESTAPO ANTISINDICAL”.

En primer lugar, los referidos “microemprendimientos” nunca entregamos compañeros. Recordemos a los dirigentes del preexistente que –entre ellos el secretario general de capital hoy secretario general nacional- ante la inminente disolución de la DGRSS, fueron predicadores de la resignación y del revoleo de compañeros a cualquier lugar del organismo sin ningún respeto a su trayectoria y solo la gestión política y presión de prensa de un “microemprendimiento disfrazado de representación gremial” impidió la disolución de esa Dirección General.

En cuanto al “oportunismo” y “alegría” son palabras que los hechos echan por tierra. El “microemprendimiento gremial” con sus escasos recursos repartió elementos de protección y sanitización al personal del AMBA y de las provincias que lo solicitaron -afiliados o no, jerarquizados o no- ni bien se inició la pandemia, demostrando diligencia ante lo que se avecinaba y empatía con la preocupación real de los compañeros. Recordemos que esos elementos no se conseguían fácilmente en aquella oportunidad, ya que eran objeto de acopio y de precios abusivos.

El “microemprendimiento” también trabajó durante toda la pandemia, sus dirigentes pudieron ser ubicados con solo levantar el teléfono. También alzó la voz cada vez que se suscitaban situaciones abusivas obligando a otros a salir de su inercia detrás de nuestros reclamos, desenfocándolos de proyectos políticos personales que no han rendido ningún fruto para los trabajadores de la casa. Así logramos por ejemplo explicarle a la empleadora que debía disolverse la Dirección de Integridad Institucional (DII) y así se logró y hoy seguimos insistiendo en que se bajen las querellas de AFIP contra agentes, ya que no puede mantenerse el rol de empleadora, denunciante, querellante y auxiliar del juzgado a la vez. No se puede ser juez y parte al mismo tiempo. Como siempre, lo lograremos.

La Unión del Personal Superior de la AFIP creció sin prisa y sin pausa durante toda la pandemia, y en los últimos tiempos se aceleró notoriamente la afiliación de compañeros, incluso hemos comenzado el proceso de elección de delegados de las agencias –donde antes éramos resistidos- y hoy logramos que vote casi el 100% de los presentes con situaciones insólitas como ser votados por el delegado del gremio de 65 años, probablemente estas sean las verdaderas preocupaciones del gremio preexistente, que supo tener más de 16 mil afiliados y hoy roza el 50% de esa época.

También les molesta que grupos específicos como los Agentes Judiciales hoy hablen con la empleadora y no ellos, porque tenemos más del 60% de los mismos afiliados a nuestro “microemprendimiento gremial” que ya debería ser catalogada como “PYME gremial” según su forma de percibir a un sindicato con el clásico desprecio de su soberbia que siempre los caracterizó.

UPSAFIP no es una Gestapo ideológica. Nuestro gremio es variopinto, tenemos compañeros de todos los espacios políticos. No etiquetamos ni discriminamos a nadie. Nuestro gremio no expulsa, incluye y pelea por todos.

El año que se va ha sido muy difícil para todos. La pandemia alteró nuestro trabajo, nuestras familias, nuestras vidas. Muchos compañeros y seres queridos ya no están. Todos deseamos que esta situación entre en su etapa final. Mientras, debemos actuar con responsabilidad y honestidad intelectual.

UPSAFIP les desea a todos los trabajadores de la AFIP un feliz año nuevo, renovando nuestra compromiso de luchar por un futuro laboral mejor, el que solo construiremos entre todos, sin sectarismos ni peleas inútiles.

SUMATE a nuestro gremio. Sé parte de nuestro proyecto sindical moderno.

Dr. Julio Enrique Estévez (H)

Secretario General

MESA DIRECTIVA NACIONAL

Lic. Florencia Barbieri

Secretaria de Prensa, Cultura y Capacitación

MESA DIRECTIVA NACIONAL

C.P. Carlos D. Dadon

Secretario General

SECCIONAL BUENOS AIRES

Dra. Beatriz Magliocchi

Secretaria General

SECCIONAL REPRESENTANTE DEL FISCO y
AGENTES JUDICIALES